Slow Food
   

Salone del Gusto y Terra Madre, un nuevo modelo de feria


Italy - 03 Sep 08

Salone del Gusto y Terra Madre 2008 marcan el punto de partida de un desafío ambicioso y de recorrido plurianual: convertir la mayor feria sobre la alimentación de calidad y el más importante encuentro entre comunidades del alimento procedentes de todo el mundo en dos eventos de impacto ambiental reducidos. Slow Food, la Administración Regional de Piamonte y el Ayuntamiento de Turín, organizadores de ambas manifestaciones junto a la Escuela de Diseño Industrial del Politécnico de Turín, en colaboración con la Fondazione Zeri y otros socios, se han comprometido en un camino, emprendido de forma experimental ya en la edición de 2006, hacia una visión sistémica del Salone del Gusto y Terra Madre. El objetivo del proyecto Eventos de impacto ambiental reducido, incluido en el programa de Torino 2008 World Design Capital, es, justamente, la progresiva reducción del impacto ambiental de ambos acontecimientos a través de unos escenarios sostenibles de consumo y gestión de residuos. Los ámbitos proyectuales que serán tomados en consideración para esta edición son - el montaje y la instalación, - la producción de residuos, - los embalajes, - los materiales para disfrute de los alimentos, - el comedor de Terra Madre y la Mensa Ideale (Comedor Ideal), - la logística para el transporte de las mercancías y la movilidad de los delegados de Terra Madre/visitantes, - los recursos energéticos, - las emisiones di CO2 Instalaciones y componentes para el montaje Slow Food, en colaboración con Set Up y la Escuela de Diseño Industrial, ha decidido modificar sus instalaciones en un 50%, sustituyendo componentes de una pre-instalación normal con otros constituidos por Celenit, material que no es tratado químicamente para responder a los parámetros de la ignifugación y que entra en la definición de Ecobiocompatible según UNI EN 13168 (biodegradable). Pero la auténtica novedad es que el mismo material, una vez que ya no pueda utilizarse para eventos feriales, será empleado por la sociedad Autostrade (empresa que adquirió en principio el material, arrendándolo en un segundo momento a Set Up para el montaje de las instalaciones), que lo utilizará para la construcción de placas de cimentación de las carreteras, evitando que terminen en vertederos. Por su parte, el material utilizado para la comunicación se proyectará de forma específica para ser reutilizado con fines feriales en otros ámbitos de aplicación. Otra decisión estratégica desde un punto de vista arquitectónico es sin duda la eliminación de la moqueta, que ha sido siempre uno de los componentes más costosos y menos duraderos de las ferias. Por esta razón, Slow Food ha decidido abolir el uso de la moqueta dejando libre el pavimento del Lingotto Fiere y utilizando, en algunas zonas concretas, unas pinturas lavables de origen natural que servirán como indicación/señalación para zonas específicas en el interior del evento. Recogida de los residuos Slow Food, en colaboración con AMIAT y con la Escuela de Diseño Industrial, ha proyectado, a través de un análisis de los flujos de producción de los residuos, un sistema de tratamiento de los mismos que se propone un 50% de diferenciación. Una iniciativa sin precedentes, porque por primera vez una feria ha sido proyectada a partir de las necesidades de separar los residuos. Todos los materiales recogidos seguirán unos vínculos rigurosos de reaprovechamiento/valorización que permitan la generación segura de materiales y objetos nuevos, derivados de un reciclaje correcto. El control de los distintos eslabones de la cadena es contrastado ulteriormente por otros colaboradores del proyecto Eventos de impacto ambiental reducido, como Comieco y Consorzio Nazionale Acciaio. Embalajes Este proyecto, desarrollado junto a colaboradores estratégicos como Comieco, Consorzio Nazionale Acciaio, Saint Gobain Vetri, ReAcademy y Diseño Industrial, se pone como objetivo la divulgación en el interior del evento de nuevos modelos de consumo y producción de embalajes alimentarios. Son cinco los proyectos de diseño relativos a embalajes que podemos destacar: - un nuevo empaquetado en vidrio para los Baluartes: proyecto desarrollado por Saint Gobain Vetri; - un embalaje innovador para las botellas de vino destapadas para llevarse a casa: proyecto desarrollado por Comieco y presente en la enoteca; - las sillas de la prensa: también presentes en la enoteca, están proyectadas a partir de la reutilización de las barricas de envejecimiento de los vinos: proyecto desarrollado por ReAcademy; - Mr Pet: un sistema de recogida y reciclaje de las botellitas en PET que se reconvierten en cestas y carritos para los supermercados: proyecto desarrollado por ReAcademy; - la valorización y la proyectación de los embalajes de acero: proyecto desarrollado por Consorzio Nazionale Acciaio en colaboración con el Baluarte Slow Food del tomate de San Marzano. El tema del diseño aplicado a los embalajes será desarrollado asimismo en el interior de Terra Madre en una conferencia titulada STRATEGIES – When the product speaks. Promotion and communication through sustainable packaging, donde algunos productores de embalajes se encontrarán con los productores de los Baluartes y las comunidades del alimento para dialogar y encontrar nuevas soluciones al tema de la sostenibilidad de los embalajes alimentarios. También es de gran interés en tema de embalajes el hecho de que, un año antes de la entrada en vigor de la ley que prohibirá la utilización de bolsas de plástico, Slow Food promueve la utilización de instrumentos alternativos como bolsas para la compra en materiales biodegradables, en papel reciclado y en tejidos naturales. Materiales para el consumo de alimentos Dentro de un proyecto desarrollado en colaboración con Novamont y Diseño Industrial, el Salone del Gusto y Terra Madre promocionarán unos materiales para el consumo de alimentos completamente biodegradables, única alternativa actual aplicables a eventos feriales de alcance tal que pueda sustituir al uso de componentes plásticos. Slow Food, en colaboración con Novamont y EcoZema, pondrá a disposición de todos los expositores un kit de cubiertos, bolsas y servilletas en pasta de celulosa y Mater Bi. En el interior del Salone habrá, además, un puesto donde se venderán dichos componentes a un precio competitivo. Aplicando el diseño sistémico, los residuos producidos por el uso de dichos componentes entrarán a formar parte de la cadena de recogida de residuos orgánicos para ser destinados a la generación de un nuevo producto: el compost. El comedor de Terra Madre y el Comedor Colectivo Ideal En colaboración con Risteco, Diseño Industrial y otros colaboradores estratégicos en el sector de la restauración colectivo, el comedor de Terra Madre ha sido estudiado para promover productos de origen local con una política atenta a las emisiones de CO2 (obviamente ese proyecto tiene en consideración las exigencias determinadas por el hecho de tener que servir a unos 5.000 “operadores del alimento” procedentes de todo el mundo). Un atención especial al diseño del comedor y a la producción local de alimentos para la restauración colectiva se prestará en el espacio dedicado al Comedor Colectivo Ideal, lugar donde se presentará la realidad de la restauración colectiva de hoy y la que Slow Food y algunos de sus colaboradores proponen para el mañana. Además, en colaboración con Comieco, en el espacio Mensa Ideale o en el interior de un Teatro del Gusto, el jueves 23 de octubre de 2008 se presentará el calendario Gusto cosi (Ricettario degli Avanzi)(Gusto así: Recetario de sobras). Está programada, asimismo, la presentación de una publicación, en colaboración con Azzero CO2, de un recetario titulado La cucina quotidiana a ridotte emissioni di CO2 (La cocina diaria con emisiones limitadas de CO2). La logística para el transporte de las mercancías y la movilidad de los delegados de Terra Madre/visitantes Con la colaboración con Sotral y Diseño Industrial, se propone la adopción de un sistema logístico de transporte de reducido impacto ambiental para los productos de los Baluartes internacionales. En unión de Sotral, se encuentra en fase de proyecto un sistema de transporte de los productos desde el aeropuerto de Caselle hasta el recinto del Lingotto con vehículos de reducido impacto ambiental y que seguirán unos horarios y recorridos inocuos para el tejido urbano de la ciudad de Turín. Por otra parte, en colaboración con GTT, Irisbus-Iveco y Metano y Diseño Industrial, está desarrollándose un proyecto que debería controlar e incentivar la utilización por parte de los visitantes de medios públicos para llegar a la feria: un sistema de lanzaderas desde la estación del Lingotto hasta la feria con medios poco contaminantes (metano, eléctricos o experimentales). También en tema de movilidad, en colaboración con Seag, Slow Food está estudiando la posibilidad de utilizar un parque de autobuses gran turismo de reducido impacto ambiental para el traslado de los delegados de Terra Madre. Efectivamente, Seag ha garantizado que aproximadamente el 70% de los medios será con combustible Euro 3 y Euro 4 (las dos categorías actualmente menos contaminantes). Los recursos energéticos Se ha elaborado una estrategia de abastecimiento de energía derivada de fuentes renovables locales. Del análisis del territorio piamontés desarrollado por Diseño Industrial ha surgido una empresa particularmente atenta y eficiente en la producción de energías alternativas: la Marcopolo Environmental Group. El grupo, socio estratégico del proyecto Eventos con impacto ambiental reducido, proporcionará la energía necesaria para la feria, introduciendo en el mercado una cantidad paritaria de energía procedente de sus instalaciones de biomasa alimentadas con residuos de empresas zootécnicas localizadas en Piamonte. La ventajas principales de este sistema de producción energética son: - el tratamiento de lo que actualmente se desecha, - la abundancia de recursos disponibles y regenerables periódicamente, - la facilidad de extracción energética, - il bajísimo coste economico, - su potencial fertilizante, - el inexistente impacto ambiental vinculado: el CO2 liberado en el momento de la producción energética es equivalente al almacenado durante el crecimiento de la biomasa utilizada. La utilización de fuentes renovables para el abastecimiento de electricidad y gas necesario para las exigencias del evento permitirá dar un primer paso hacia la promoción de un desarrollo energético ferial de mínimo impacto ambiental. Las emisiones de CO2 Slow Food, en colaboración con Azzero CO2 y Diseño Industrial, entra en un ámbito definible como diseño del territorio. De una estimación aproximada de los volúmenes de CO2 emitidos durante la edición de 2006 del evento, resulta una producción de unas 1.600 toneladas, a las que deben sumarse 6,2 toneladas de CO2 derivadas de los consumos energéticos de la estructura. Ha resultado, pues, necesario reflexionar sobre las buenas prácticas que puedan reducir dichas emisiones, incentivando por ejemplo al público para que adopte medios sostenibles, promoviendo la utilización de productos locales en la restauración y adoptando un sistema logístico de transporte de las mercancías en exposición proyectado para ser del mínimo impacto posible. Además, para compensar el CO2 producido, se plantarán árboles y se desarrollarán actividades de salvaguardia de la biodiversidad en el Parque fluvial del Po turinés.