Slow Food
   

Laboratorios y Teatros del Gusto, Citas con la buena mesa


Italy - 10 Aug 10

El eje del Salone del Gusto es la atención al aspecto didáctico, a la degustación y a la profundización: lo sintetizan felizmente los Laboratorios y los Teatros del Gusto donde productores, expertos y grandes chefs acompañan al público en la experiencia sensorial y de conocimiento; y las Citas con la buena mesa en los lugares emblemáticos de la enogastronomía piamontesa, realizadas por el gotha de la cocina mundial.

El programa del Salone del Gusto, on line en italiano, inglés, francés, alemán y español en la página www.salonedelgusto.it, permite asegurarse con antelación la posibilidad de abrirse a la comprensión de un mundo tan interesante y variado.

La realización de los eventos programados es posible gracias a la extensa red internacional de Slow Food (presente en 130 países) estrechamente vinculada a la de Terra Madre, difundida de forma aún más capilar en el mundo de la producción, en colaboración con la Fundación Slow Food para la Biodiversidad y con la Universidad de los Estudios de Ciencias Gastronómicas.

El programa 2010 es una síntesis madura entre el hedonismo y la toma de conciencia que caracterizan la historia de la asociación del caracol: degustaciones exquisitas de altísima calidad, presencia de personajes míticos, espacios dedicados a las comunidades de Terra Madre y a los Baluartes, coherencia con los principios de lo bueno, limpio y justo.

Fuera del recinto ferial del Lingotto, residencias históricas, castillos y villas albergan 22 cenas con grandes chefs. Algunos nombres entre todos: Alain Ducasse, gran maestro de Francia, Kylie Kwong del Billy Kwong de Sidney (Australia), Petter Nilsson de La Gazzetta en Parigi y Michel Bras del Bras en Laguiole (Francia), Shin Ichiro Takagi del Zeniya en Kanazawa (Japón), Alex Gares del Soneva Fushi en Kunfunadhoo Island (Maldivas), Oriol Rovira del Rural Els Casals en la localidad catalana de Sagas (España). Sin olvidar, desde luego, grandes nombres italianos como Massimo Bottura, Moreno Cedroni, Chicco Cerea, Gennaro Esposito, Davide Oldani o la familia Santini. Así como los mejores de las Osterie d\'Italia y los adheridos a la Alianza cocineros-Baluartes.

Gran espacio al vino en los Laboratorios del Gusto. Tres catas guiadas por famosos sumilleres: Luca Gardini del Cracco, Federico Graziani de Il luogo di Aimo e Nadia, Olivier Sinclair del Mugaritz, para subrayar la importancia de las cartes de vinos en la alta cocina. Agrónomos, enólogos y biólogos, para interpretar el vino a través de los territorios y de los distintos estilos en el viñedo y en la bodega. Los vignerons d\'Europe explican el sentido del límite y el concepto de autenticidad comentando su resultado en el vaso. No faltan las verticales clásicas, las excursiones virtuales a territorios lejanos y poco explorados, desde Nueva Zelanda hasta Istria, los maridajes consolidados, expresión de un terroir, come el queso Comté y los vinos del Jura.
Ocho momentos dedicados a las comunidades del alimento y otros tantos a los Baluartes internacionales (desde el cerdo vasco euskal txerria hasta el vino en ánfora de Georgia), y diecinueve a los italianos.

Y algunas novedades: cuatro citas de alto nivel sobre los cócteles, conducidas por los mejores bartenders mundiales, y tres laboratorios titulados Alimentar a la ciudad: cómo encontrar lo mejor del alimento bueno, limpio y justo en Milán, en Berlín y en París, degustándolo en Turín.

Trece citas exclusivas se reservan a los socios de Slow Food: entre todas, el encuentro con Aubert de Villaine, gestor de Romanée Conti, el más grande tinto de Borgoña y, probablemente, del mundo.

Por último, la idea más original de este año, la Cena de las sobras. Si hay un lema de Slow Food en los últimos tiempos es «lucha contra el desperdicio», y el Salone del Gusto presenta como fil rouge el tema del reciclaje, de modo que tiene que dar un ejemplo contundente. Un grupo de cocineros, desde el restaurante con estrellas hasta la hostería, cuando se cierren las puertas de la edición de 2010, el lunes 25 de octubre, pondrén en práctica la fantasía y la técnica utilizando como materia prima las sobras de las cocinas del Teatro y de los Laboratorios, junto a productos de los Baluartes italianos e internacionales, o de los Mercados de la Tierra, que no puedan conservarse o devolverse a su lugar de origen.
Una auténtica fiesta, informal y jocosa, firmada por un equipo dispuesto a jugar con lo extemporáneo. El aperitivo está a cargo de Davide Scabin (Combal.Zero, Rivoli) después de sus cinco días en la Sala Slow Wine, y los platos (de tirada limitada y en orden aleatorio) de chefs como Alexandre Gauthier (La Grenouillère, Montreuil-sur-Mer), Enrico Crippa (Piazza Duomo, Alba), Luigi Taglienti (Antiche Contrade, Cúneo) Michele Buri (Porcorosso, Turín), Wam Kat (cocinero-activista de Greenpeace), Masayuki Okuda (Al-Chè-Cciano, Japón), y varios más...