Slow Food Slow Food Donate Slow Food Join Us
 
 

Para saber más   |   Actualidad

|

English - Français - Italiano - Español - Deutsch
 
 

Búsqueda

   
   
 
 
 
 
Slow Fish - Le poisson bon, propre et juste
 

Salvemos las pesca de la Columbia Británica


23/01/18

El pescado ha sido fundamental para la economía y la cultura de Columbia Británica durante más de un siglo, y para las Primeras Naciones, durante milenios. Las pesquerías comerciales de la Columbia Británica desempeñan un papel importante en la seguridad alimentaria mundial: el 85% de los productos del mar producidos en Canadá se exportan actualmente.

 

En 2011, se sirvieron productos del mar de la Columbia Británica en aproximadamente dos mil millones de comidas en 74 países. Paradójicamente, el 93% de los productos del mar disponibles para Canadá es importado. Esto es el resultado de cambios fundamentales en la pesca comercial en la Columbia Británica durante las últimas tres décadas que han afectado el procesamiento, el comercio minorista de artes, hielo y cebo; Mecánica, seguros y contabilidad.

 

 

Estos cambios son consecuencia de la gestión regional y políticas que permiten la propiedad sin restricciones y la transferibilidad ilimitada de las licencias de pesca y cuotas, y que afectan negativamente a los valores históricos de la industria pesquera. El precio que los pescadores más jóvenes deben pagar para comprar cuotas de especies de peces comerciales se ha disparado en los últimos 30 años debido a la propiedad concentrada de una minoría adinerada. Como consecuencia, los jóvenes pescadores están siendo expulsados del mercado. El gobierno canadiense está administrando su pesca utilizando políticas que resultan en la privatización del acceso a los recursos pesqueros. Recientemente, se han vendido más de $ 50 millones en licencias y cuotas a compradores extranjeros.

 

Actualemente, cada vez existen menos pescadores y la cantidad de pescado desembarcado en pequeñas comunidades costeras es también menor, lo que resulta en menores ingresos en estas comunidades. Y si factores como el aumento del costo del combustible, las cuotas, los equipos, las reparaciones y los seguros no son suficientes, los pescadores de pequeña escala también deben enfrentarse a una mayor competencia por el espacio oceánico: parques eólicos, acuicultura, turismo, áreas marinas protegidas, navegación, recreación, desarrollo costero... Todos estos factores en combinación con los ecosistemas rápidamente cambiantes-oxígeno decreciente en profundidad, acidificación oceánica, aumento de la temperatura del agua-y el impulso hacia la eficiencia económica -barcos más grandes, viajes más largos, procesamiento centralizado, pesca en cualquier condición climática- ha generado un efecto dominó en las comunidades costeras canadienses. La licitación agresiva por parte de las grandes flotas pesqueras y la falta de disponibilidad de pescado local, han generado precios tan altos que a los chefs les resulta cada vez más difícil incluir productos marinos canadienses en sus menús. Hoy en día es más difícil que nunca para los proveedores de productos del mar y ciudadanos canadienses tener acceso a pescado local de buena calidad.

 

Si bien la industria pesquera es parte de la cultura canadiense y ofrece una serie de oportunidades de empleo, su objetivo principal es proporcionar alimentos. Los residentes de la Columbia Británica tienen derecho a productos del mar locales y sostenibles. Además, no quieren ver sus capturas desapareciendo en ultramar.

 

Slow Fish Canada ha lanzado una campaña para ayudar a crear conciencia sobre cómo el gobierno canadiense está gestionando sus caladeros en beneficio de los grandes inversores corporativos, así como una petición para la reforma de las políticas de la Ley de Pesca.

 

Las pesquerías de Canadá son un bien común y por eso deberían gestionarse en beneficio de los canadienses.

 

Sigue la campaña y aprende más sobre las comunidades pesqueras canadienses.

 

Apoya la petición de Slow Fish Canada para una reforma de su Ley de Pesca.

 

FUENTES: Understanding values in Canada's Noth Pacific: Capturing Values from Commercial Fisheries. Kerrie O'Donnell, Taylor Hesselgrave, Eliana Macdonald, Jim McIsaac, Des Nobles,Tasha Sutcliffe, Devlin Fernandes, Brenda Reid-Kuecks. Ecotrust Canada and T. Buck Suzuki Foundation, 2013.

 



|
   
 
Slow Fish | Partners Lighthouse Foundation. Fondazione Slow Food per la Biodiversità ONLUS
 
 
 

Slow Food - P.IVA 91008360041 - All rights reserved

Powered by Blulab